Marco jurídico de las notificaciones
23/02/2021
¿Qué puede notificar la Agencia Tributaria por medios electrónicos?
26/03/2021
Mostrar todo

Informes periciales en relación con las notificaciones electrónicas.

Los informes periciales en las notificaciones electrónicas

Un informe pericial es un documento que redacta un perito, en el que se exponen las conclusiones que ha obtenido el experto tras la investigación de un caso. Éste responde a un estudio realizado por el perito, mediante las técnicas específicas necesitadas en cada sector.

El informe pericial es solicitado por el juez en caso de que se necesiten conocimientos científicos, técnicos o artísticos específicos que deban ser aportados por un experto para poder conocer alguna circunstancia determinante.

Por tanto, el informe pericial es un importante elemento de prueba judicial, de modo que deberá establecer la verdad y solventar las cuestiones técnicas que no hayan podido ser solventadas por de manera natural por una persona no profesional en la materia que se trate.

Entonces, cuando hablamos de notificaciones electrónicas debemos hablar de un perito informático. Éste es un profesional que es experto en cualquiera de las diversas áreas de especialización que conforman la informática y las nuevas tecnologías.

De hecho, este sector suele ser especialmente necesario y muy requerido por los órganos judiciales, y es que la evolución es tan rápida que puede afectar a la interpretación de las leyes y su aplicación.

Ocurre lo mismo, por tanto, con las notificaciones electrónicas. Han supuesto un cambio casi radical en la manera que tienen las organizaciones públicas de comunicarse con los interesados, y por tanto ha cambiado el escenario en el que antes se movían.

En estos casos, cuando surge algún problema con una notificación electrónica y éste necesita de un peritaje, podemos recurrir a un perito informático que realice un informe pericial informático sobre correos electrónicos.

Para ello, se deben distinguir dos tipologías en los correos electrónicos que deben peritarse, y que pueden ser más o menos complejos:

  • Correos electrónicos enviados o recibidos.
  • Servidor en el que se almacenan los correos electrónicos.